Aconcagua Expeditions

Cerro Aconcagua

Clima - Consideraciones Generales

Aconcagua, el Coloso de América, tan frío y tan especial, tan crudo y tan soñado. Es justamente por su clima que se lo compara con los ocho miles del Himalaya. La escasa humedad, los bajos porcentajes de oxígeno y los fuertes vientos son sólo algunas de las características más sobresalientes del clima de este cerro. Los principales causantes de temporales y los encargados del mal clima son fundamentalmente los vientos húmedos expulsados por el Anticiclón del Pacífico, que corren hacia el Sur y se elevan hacia el Oeste chocando contra la masa montañosa de la Cordillera, enfríandose y donde su humedad se vuelve nieve en las altas cimas de los Andes.


En el Aconcagua se encuentran no sólo temporales de nieve y viento, sino que por su ubicación geográfica las tormentas más temidas son las eléctricas. Las crestas de la montaña (el sector Nor-Oeste y la cima) son los lugares más visitados por las chispas eléctricas (rayos) dificultando la estadía y ascensión.


En el Aconcagua soplan fuertes vientos del Oeste (a más de 5.500 m.s.n.m.) que sumados al gran tamaño del cerro forman el inmenso y famoso hongo. Este se ubica en la parte superior del Aconcagua y se puede apreciar desde Plaza de Mulas, creando un hermoso paisaje y un terrible pronóstico negativo de fuertes vientos y precipitaciones en altura. Acercarse o introducirse en esos momentos sería mortal. Cuando se aproxima es aconsejable abandonar la parte superior de la montaña.


Aún con buen tiempo (en verano) se registran por la noche sobre los 5.000 m.s.n.m. temperaturas de -20° C (-0,4º F). En la cima la temperatura común es de -30° C (-22º F).

Cerro Aconcagua - Clima

 

Pero cuando el Aconcagua es visitado por el mal tiempo y por las masas de aire del Sur, en Plaza de Mulas se mantiene una temperatura aproximada de -18° C (-0,4º F), mientras que en los campamentos de altura es común tener -25° C (-13º F) Igualmente gran parte de las noches y los días a 4.200 m.s.n.m. (campamento base), se puede estar en pantalones cortos, mientras que en la cima se puede llegar a estar con un simple polar, estos puntos son la referencia exacta de que a veces el clima no es tan duro y riguroso. Es conveniente que el andinista siempre esté preparado para estos cambios climáticos repentinos.

 

En el transcurso del invierno el Aconcagua no es visitado. Su temperatura nunca asciende los 0° C (32º F), además de ser azotado por fuertes vientos y temporales de nieve constantes. En los lugares sombríos de la montaña se registran temperaturas extremadamente bajas. Una ascensión al Aconcagua en invierno sería una prueba psicofísica muy importante y para eso se necesita un buen equipo, además de mucha confianza y experiencia.

Clima en el Cerro Aconcagua Argentina