Aconcagua Expeditions

Monte Aconcagua

Historia, altura y ubicación

Primera ascensión absoluta

Los primeros intentos de llegar a la cima se le atribuyen a Paul Güssfeldt, explorador alemán, descubridor de la montaña, que traza por primera vez el camino hasta los 6.560 metros de altura y debe retirarse en medio de un huracán.


Matthias Zurbriggen



14 años más tarde el inglés Edward Fitz Gerald lidera un equipo continental europeo de nueve hombres, con el suizo Matthias Zurbriggen como jefe de guías. Es el mismo Zurbriggen quien logra el 14 de enero de 1897 coronar una de las historias más bellas del andinismo, la cumbre del monte Aconcagua (6.962 m.s.n.m.).


Paul Güssfeldt

 

 

Por aquel tiempo no habían refugios, mapas, ni caminos marcados, sólo la inmensidad del cerro, el frío, los vientos y el mal de altura.


El 23 de diciembre de 1896 la inagotable expedición marcaba sus inicios que entre idas y venidas, subidas y bajadas, va a terminar coronando el techo de América. Después de muchos intentos, el día 14, después de un hipotético descanso emprendieron Zurbriggen y Gerald lo que sería la primera de todas las cumbres. A 6.700 m.s.n.m. Fitz Gerald debe abandonar la ascención y sólo continúa Matthias Zurbriggen, que por fin terminaría la epopeya emprendida días atrás. El resto de los expedicionarios volvieron a Puente del Inca a preparar su nuevo intento. El 13 de Febrero sólo 3 partieron, fue allí cuando Gerald debió abandonar nuevamente y fue ese mismo día que Lanti y Vines, participantes de la expedición inicial, continuaron su ritmo y lograron lo que fue la segunda ascensión al Coloso.

 

Procedencia del nombre
El nombre monte Aconcagua, como la mayoría de la toponimia indígena, ha generado polémicas en cuanto a su significado en español. La concepción más reconocida es: Centinela de Piedra, de origen Quechua. En esta lengua existen los vocablos Akon y Kahuak, que darán significado a la conocida denominación. En la lengua Aymará existen los vocablos Kon y Kawa que significan nevó y monte, respectivamente. Por lo tanto, según esta lengua, el término Aconcagua se podría traducir como Monte Nevado. Otras denominaciones son otra de las cumbres temidas o viene del otro lado. Y si bien no existen pruebas de cuál sería la expresión correcta, Centinela de Piedra es la más utilizada.

 

Los casi 7.000, objeto de discusiones
Las diferentes mediciones realizadas sobre el cerro son punto central de muchas discusiones. En 1898 la Comisión Chilena de Confines le adjudicó 6.960 m.s.n.m. y su mismo homólogo argentino lo subió a 7.130 m.s.n.m., la medición más elevada de la historia. Luego de un tiempo, en 1957, la carta aeronáutica OACI le concedió 6.959 m.s.n.m., altura que toma la cartografía del IGMA desde 1962. La medición más utilizada, por lo menos en nuestro país, fue hecha por satélite en 1989, que le concedió 6.962 m.s.n.m. con un posible error de ± 5 metros.

 

Geología
El coloso de América tiene una altura de 6.962 m.s.n.m., y se debe a que su estructura es de volcán. Se dice que es un Paleo volcán por su contenido neto. Es una estructura volcánica separada de su cámara de alimentación o cámara magmática. Su descomunal altura sólo puede explicarse de esta manera. Según las dataciones de los vulcanitos de su cumbre, este volcán fue activo hasta hace por lo menos 9,5 millones de años atrás.